El periodista español Pérez-Reverte remarcó el lado positivo de la guerra

 

Arturo Pérez-Reverte, miembro de la Real Academia Española, periodista y escritor español, hace unos días, destacó que las guerras son un buen taller de enseñanza para aquellos que puedan aprovecharla. “La guerra también es útil y sirve mucho para la paz. Te inyecta realidad en dosis muy intensas y si tienes estómago y una buena constitución, la soportas. Ves lo peor y ves lo mejor. Gente solidaria que se sacrifica, que tiene fe, valor, dignidad, orgullo.”, dijo en una entrevista con La Nación.

Pérez-Reverte fue corresponsal de guerra durante una gran parte de su vida. Agradecido por ese trabajo, contó que lo ayudó en su carrera como escritor. Logró interpretarla. “Sin eso, no sería escritor ni sería nada.”, agregó. Quería ir a la guerra para ver cómo era, para ganar la experiencia. “Escribir es secundario. Haber tenido una vida intensa te mantiene vivo como escritor.”, continuó el periodista.

Autor de obras como “La tabla de Flandres” y “La piel del tambor”, dijo que reparte su biografía en todas sus novelas. Cada personaje tiene algo de él. Sin embargo, destaca a “El pintor de batallas” por ser una autobiografía. “Tiene un cinco por ciento de novelesco: todo lo que cuento, lo que ocurre, las circunstancias, y hasta la mirada del protagonista, son reales.”, declaró.

Si bien dijo que no es una novela feliz, aclaró que en ese momento era lo que necesitaba escribir. “Durante un año y medio ajusté cuentas con mis recuerdos. Usé los que no eran agradables, casi como un ejercicio de reflexión personal. Todo ese álbum de fotos oscuras en 21 años de guerra pesaba demasiado y pensé que escribiendo sobre eso, ordenaría la memoria.”, contó.

Además, remarcó que Umberto Eco fue un personaje que marcó su carrera como escritor. Lo hizo sentirse acompañado. “Él entendía a la literatura como yo. Cuando empecé a escribir se hacían novelas aburridas; la trama no importaba pero sí el estilo.”, dijo y agregó: “Así me hizo sentir Eco. “No soy yo el raro, los raros son ellos.””